Inflamación de encías

Inflamación de encías

Se estima que menos del 15% de las personas entre 35 y 44 años tienen sus encías totalmente sanas. El porcentaje empeora con la edad, ya que ese porcentaje se reduce al algo más del 10% si hablamos de personas de entre 65 y 74 años.

Una de las afecciones más comunes es la denominada inflamación de encías: Veamos qué es, cómo prevenirla y cómo tratarla.

Síntomas de que padecemos inflamación de encías

En ocasiones los síntomas son bien visibles: el paciente advierte que sus encías sufren cambios de tonalidad, tamaño o forma.

Otros síntomas son el sangrado al cepillarse, la sensibilidad dental al frío o al calor, las molestias al morder o la aparición excesivamente frecuente de pequeñas llagas y aftas en torno al nacimiento de los dientes.

¿Por qué se inflaman las encías?

La acumulación de sarro y placa bacteriana son una causa muy común de la inflamación de encías. Y una inflamación de encías permanente es lo que denominamos gingigivitis. Las gingigivitis que no se tratan derivarán en periodontitis, afectando a la raíz de los dientes e incluso a los huesos maxilares.

Los factores que pueden causar inflamación de encías por sí solos o coadyuvar a que esta sea más grave son los que siguen:

  • Consumo de tabaco (esta es la causa más frecuente en fumadores)
  • Mala higiene dental continuada
  • Déficits nutricionales
  • Trastornos del sistema endocrino
  • Dispositivos dentales fijos o removibles como dentaduras u ortodoncias
  • Sensibilidad y alergias a los productos de higiene dental
  • Administración de ciertos medicamentos

¿Cómo prevenir y tratar la inflamación de encías?

Las medidas de prevención más eficaces son:

  • Pautas de higiene dental adecuadas : cepillado, seda dental y colutorios
  • Evitar el consumo habitual de tabaco

Si la inflamación se debe a otros factores, es absolutamente imprescindible acudir a tu dentista en Valladolid para que los identifique.